El siglo XIX y la mujer en el Arte – Parte I

oir.jpg vernib.jpg leers.jpg

La mujer dentro del lienzo – Primera parte

La presencia de la mujer en obras de grandes pintores se cococe desde el Renacimiento y queda claramente reflejada en la pintura flamenca. En todos los casos su representación estaba ligada a temas religiosos o mitológicos.

Free Image Hosting at www.ImageShack.usEs a principios del siglo XIX cuando un pintor, Jean Auguste Dominique Ingres, cambia el concepto del desnudo femenino, dotando a sus cuadros de una gran belleza e integrandoles a las modas de la época.
Su estilo de pintura se llamó: ‘ingrismo’.

Ingres no es neoclásico ni académico, sino un ferviente defensor del dibujo. Resulta a la vez clásico, romántico y realista. Su obra constituye un claro exponente del romanticismo en cuanto a los temas, el trazo abstracto y las tintas planas de intenso colorido.

Algunas de sus obras se enmarcan en el llamado “Estilo trovador”, inspirándose en el ideal estético griego y gótico, además de en las miniaturas de los libros de horas de Fouquet.
Igualmente, es ejemplo de orientalismo, pues muchos de sus cuadros, especialmente desnudos femeninos, están dominados por un sentido irreal del exotismo propio del siglo XVIII.
Su obra fue un referente para el artista del XIX.

A finales del siglo XIX y principios del XX la mujer comienza a gozar del protagonismo que ha desembocado en la situación actual.
Aquellas figuras delicadas, indefensas, sin licencia para pensar, se ven envueltas en el torbellino de la revolución social.

El mundo laboral reclama urgentemente mano de obra y es entonces cuando la mujer se incorpora activamente viéndose obligada a doblar su jornada laboral dentro y fuera del hogar. (Pincha sobre las imágenes para maximizarlas)

Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us

En otros casos, y conviviendo en el tiempo, surge la mujer fatal, deseosa de mostrar sus encantos y de servirse de ellos. Para aquellas mujeres que comparten el lujo de la clase burguesa, la noche se muestra alegre, ruidosa y festiva. Se empeñan en mostrarse improductivas, entregándose al mundo del placer.

toulouse1024768.jpg

El séptimo arte plasmó en el celuloide imágenes de gran valor que muestran personalidades femeninas de la noche y el espectáculo.

No pueden compararse con las strepper de hoy en día, pero debemos recordar que enseñar una pierna descubierta, o tan siquiera un tobillo, era comparable con los destapes de cien años más tarde.

Te invitamos a visitar nuestra ‘Videoteca de la historia’ para conocerlas.

videoteca.jpg

 

La mujer dentro del lienzo – Segunda parte >>