Samsung serie G para una vida mejor

Marta 23 agosto 2011 0

Nuestra rutina diaria se llena de tareas que no debieran ser un trastorno o una tortura. Cocinar, hacer la compra y organizarnos para comer bien no debería ser aburrido o complicado. Electrodomésticos como los nuevos frigoríficos de Samsung serie G, nos ayudan en esa misión y nos permiten tener más tiempo libre de preocupaciones.

Una alimentación sana viene determinada por la calidad de los productos que consumimos, lo que a su vez depende de su buen estado de conservación. La serie G modula la temperatura y la humedad, además del consabido sistema ‘no frost’, para que los alimentos se conserven frescos y con todos sus valores nutritivos.

¿cómo hace esto? De varias maneras, pero destacan por sus cinco sensores inteligentes que nos ayudan a controlar el frío(y a ahorrar) con una información que se nos presenta con claridad en un display digital exterior. Este también permite apagar de manera selectiva el frigorífico y dejar encendido el congelador durante nuestras vacaciones.


Un cajón especial en el refrigerador se especializa en los productos perecederos que más nos interesen gracias a su ‘Cool select Zone’ que gradúa el frío a 0 ºC para carnes y pescados, o a 3 ºC para frutas y verduras. Una tercera función actúa para conseguir el enfriamiento rápido de bebidas, con un temporizador de 60 minutos que nos advierte del congelamiento de los líquidos.

Las compras en el supermercado dejan de ser estratégicas. Si es por espacio la serie G ofrece en las medidas de siempre mayor capacidad que los modelos convencionales, con espacio para 400 litros, que suponen 60 extra respecto a los modelos más grandes.

Esto viene muy bien para ahorrar para adelantar( y evitar) los grandes gastos de comida de Navidad, por ejemplo. Como las baldas son ajustables y los compartimentos del congelador grandes, podemos almacenar todo de la forma más práctica.

No hay que olvidar que cuenta con lo último en eficiencia energética con modelos de clase A+. A++, A+++ y un diseño de líneas sencillas y elegantes que se integran con facilidad en cualquier tipo de cocina.