La psoriasis, una enfermedad que no hace distinciones

Marta 10 diciembre 2013 0

Schuppenpflechte-Psoriasis am Haaransatz und auf der kopfhaut

 

En nuestra sociedad, los enfermos de psoriasis sufren un gran estigma debido a sus síntomas tan visibles. La gente tiende a pensar que se trata de una enfermedad que le puedan transmitir, pero nada más lejos de la realidad, ya que la psoriasis no es contagiosa.

Esta enfermedad puede surgir a cualquier edad pero, por lo general, la primera vez que aparecen los síntomas suele ser entre los 15 y los 35 años. En lo que se refiere al sexo, la psoriasis puede desarrollarse en hombres y mujeres por igual. Por ello, es importante que sepamos cómo identificarla y cuáles son los tratamientos que existen.

Detección de la psoriasis

Una de las principales características de la psoriasis, como hemos dicho anteriormente, es que es muy visible y sus síntomas característicos son rojeces, manchas o escamas en la piel. Sin embargo, al primer indicio de la enfermedad es importante acudir a un especialista que certifique que realmente se trata de psoriasis y poder descartar otras enfermedades.

Existen varios tipos de psoriasis que se distinguirán en función de la ubicación, la gravedad y el aspecto. En lo que se refiere a la situación, existen determinados tipos como la psoriasis en placas que pueden darse en cualquier parte del cuerpo, mientras que otros tipos solo se dan en zonas concretas.

El grado de gravedad va relacionado con el porcentaje de superficie afectada, de modo que aquellos tipos de psoriasis que se desarrollan en todo el cuerpo son los más graves. Por último, el aspecto puede diferir en función del tipo de psoriasis, que puede ponerse de manifiesto como, por ejemplo, una elevación de las uñas o pequeñas llagas.

Cómo tratar la psoriasis

Antes de comenzar a hablar sobre los posibles tratamientos, es importante destacar que la psoriasis no tiene cura, pero sí que existen procedimientos que pueden aminorar los efectos de la enfermedad. De hecho, los afectados por psoriasis han querido incidir en este aspecto a través de la puesta en marcha de varias campañas.

Los tratamientos para esta enfermedad se pueden encuadrar sobre cuatro aspectos: terapias tópicas, terapias a través de luz ultravioleta, medicamentos o inyecciones que se administran para todo el cuerpo y medicamentos hechos a base de proteínas para actuar sobre el sistema inmunitario.

Y es que un tratamiento adecuado y ajustado al tipo de psoriasis que padezca cada persona puede hacer que se pueda llevar a cabo una vida normal.