Recetas de cocina fácil para el verano

Marta 3 agosto 2013 1



Nuestra vida sufre cambios en verano, debido a las altas temperaturas, que nos obligan a variar algunas de nuestras rutinas. Practicamos ejercicio en un horario distinto, nos acostamos tarde y nos levantamos temprano, pasamos más tiempo en la calle, y por supuesto comemos de manera distinta.

Los típicos platos calientes de cuchara dan paso a una comida más ligera y fresca. Es difícil comer un potaje o un cocido a las tres del mediodía cuando el termómetro sobrepasa con creces los treinta grados, por lo que las ensaladas, los platos con verduras y hortalizas, los pescados o los postres elaborados suelen ser más comunes en esta calurosa época del año.

Existen multitud de recetas de cocina faciles para el verano, y es que la cocina fresca y ligera estival permite una elaboración rápida y sencilla. Así, encontramos el típico salmorejo, al que únicamente es preciso añadir tomate, pan, aceite, vinagre, ajo y sal. Es necesario contar también con una buena batidora que le proporcione la textura idónea para después añadir huevo cocido o jamón al emplatar. El resultado es un plato sencillo, sabroso y muy sano. Del mismo modo, el gazpacho es un alimento fresco y nutritivo al que recomiendo añadir sandía para potenciar tanto el color como el sabor.

Las ensaladas de todo tipo también son muy apreciadas en verano, desde la ensalada tradicional hasta la que se elabora con pasta, con frutos secos o con conservas como sardinas, anchoas o salmón.

Alimentos como los espárragos, los tomates, la zanahoria o el aguacate son también ligeros y muy adecuados de cara a las altas temperaturas. Es una delicia comer el aguacate con anchoa acompañado de un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra. Del mismo modo, la zanahoria aliñada es un manjar, al igual que los tomates y los huevos rellenos.

Si el verano tiene algo bueno es que nos permite improvisar con la comida a partir de alimentos frescos, sanos y sabrosos que quizá en otra época del año no usemos con tanta frecuencia. Y es que la comida veraniega no sólo es simple en su preparación, sino también saludable para nuestro organismo.