Cómo encontrar un buen dentista

Alejandro 28 julio 2015 0

Cómo encontrar un buen dentista

Uno de los temas más delicados y complejos a la hora de hablar de niños e hijo es el de su salud. Evidentemente, un niño no puede expresarse igual que un adulto y eso hace que tengamos que estar más alerta en lo que a avisos de posibles virus y enfermedades se refiere.

Uno de los problemas más frecuentes a tratar en los niños son los problemas dentales. La mayoría suelen presentar caries o inflamaciones de las encías, causadas en la mayoría de los casos por la poca atención y limpieza que le prestan, ya que por mucho que estemos encima de ellos, deben también hacerse responsables a medida que crecen. Cuando hablamos de poner aparato dental a un niño, lo mejor es hacerlo lo antes posible y vamos a ver la sencilla pero compleja razón. Los niños, a medida que crecen, se vuelven más superficiales y tienden a juzgar mucho más a los demás niños. De por sí, el poner un aparato dental a un niño no le va a gustar, pero si lo hacemos cuando es más joven, podrá beneficiarse de una bonita sonrisa y de una boca sana en su adolescencia. Por suerte, los aparatos dentales han cambiado mucho en los últimos años y ya hay algunos que son prácticamente imperceptibles. Así que, si queremos ahorrarle a nuestro hijo momentos incómodos, cuanto antes le llevemos al dentista, antes comenzará el proceso y, por consiguiente, antes terminará.

Por otro lado, las revisiones tienen que ser algo a lo que se acostumbren nuestros hijos. Contar con un dentista que sepa tratar a niños, que esté cerca de casa (aquí puedes ver dentistas disponibles según tu provincia) y que ofrezca tratamientos personalizados son algunos requisitos que debemos tener en cuenta, ya que si todo sale bien nuestro hijo le visitará durante muchos años. Las revisiones son importantes por varios motivos: ayuda a detectar problemas antes de que pasen a mayor nivel, nos dice a las madres si nuestro hijo es consciente del cuidado de su boca y le ayudará a que, de mayor, sepa todos los trucos y consejos necesarios para disfrutar de una boca sana. No debemos olvidar que una simple caries puede acarrear consecuencias mucho más serias, y no sólo en nuestra boca, sino en nuestro organismo.

Sea como sea, siempre debemos tener presente la salud de nuestra boca, yendo a revisión siempre que nuestro dentista nos los recomiende. Muchas personas sólo acuden al dentista cuando tienen un fuerte dolor o cuando ya el problema ha ido a más, pero, ¿no es más fácil prevenir con una simple revisión? Mi consejo es que depositéis vuestra confianza en un dentista en el que confiéis, tanto vosotras como vuestra familia. Somos nosotras quienes debemos dar ejemplo a nuestros hijos y practicar diariamente una rutina de higiene bucal responsable y efectiva. Si queréis que vuestros hijos comiencen desde pequeños, cread en casa una rutina en la que diariamente todos os cepilléis los dientes conjuntamente, así será más divertido y os aseguráis que también lo hagan ellos.