Utilizar bien el secador

Pablo 24 diciembre 2014 0


secar-pelo

Podemos pasar horas eligiendo el champú adecuado. Para rizos, para cabellos lisos, encrespados, con puntas abiertas,… Pero aun así, nuestro cabello no luce como quisiéramos. Puede que el fallo no se encuentre en el lavado, sino en el secado. Hay multitud de errores que cometemos con el secador que pueden ser los causantes de un mal resultado final. Secarse el cabello tiene su técnica, que va desde el momento en qué hacerlo hasta el cepillo que utilizamos.

Un error de los más frecuentes es no esperar para secarlo. El pelo necesita tiempo para retirar el exceso de humedad. Secar demasiado pronto no es bueno para nuestro cabello ya que no se puede empezar con el pelo empapado. Por otra parte, si empiezas a secarlo por detrás, tardarás más tiempo en dominarlo. Te resultará más fácil empezar por la raíz en la línea del pelo, ya que así será más sencillo evitar el encrespamiento.

Por otra parte, si tienes algún problema que resolver o zonas que quieres tratar, es importante que los conozcas bien. Por ejemplo, en caso de pelo encrespado, al aplicar el sérum no debes olvidar la zona cercana al pelo. O si quieres utilizar productos para dar volumen, no lo hagas sólo antes de secar.

Muchas mujeres también olvidan el protector de calor, creyendo que sólo es necesario al utilizar la plancha. De la misma manera, también se puede caer en el error de usar un secador de mala calidad. Aunque pueda parecer que todo vale y que lo único que se necesita es aire, hay diferencias entre unos y otros, sin contar con las características del aparato, ya sean su peso o la adaptabilidad de su mango a tu mano.

Por último, tener en cuenta que si el cepillo es demasiado grande, te costará más dominar tu cabello. Y si no te lo alisas, ¡no te olvides del movimiento! Empieza por la raíz y aplica el aire sin dejar de mover el secador con la muñeca de un lado para otro.